lunes, 13 de agosto de 2012

Mamadou Diabate - Courage



Mamadou tiene un pasado que le avala, su padre N‘fa Diabaté fue uno de los fundadores del prestigioso Ensemble Instrumental de Malí y él es primo de Toumani Diabaté, uno de los músicos que más ha hecho por difundir la kora en el mundo entero. Memorables han sido los trabajos de Toumani junto al bluesman Taj Mahal, la ecléctica Björk, el maestro Ali Farka Touré o junto a su Symmetric Orchestra. Por otro lado, si hablamos de la kora, ese instrumento de 21 cuerdas y que se dice que es una mezcla de laúd y arpa, también sería de recibo nombrar al gran Ballaké Sissoko, con sus discos en solitario o junto a Ludovico Einaudi o Vincent Segal, otras joyas imprescindibles. Con este disco Mamadou Diabaté se incorpora con todos los honores a está triada de maestros de la kora. Hasta ahora se le había considerado más como interprete que como compositor, pues aquí radica una de las agradables maravillas de este disco, porque de sus once temas, nueve son temas propios y los otros dos son tradicionales, pero con sus propios arreglos. Otra de las novedades es que de nuevo se ha hecho acompañar de una banda de cuatro músicos: Abou Sissoko (ngoni), Lansana Fode Diabaté (balafón), Adama Diarra (calabaza y djembe) y su bajista americano Noah Jarrett.


Aunque sus composiciones se mantienen en la tradición mandinga, con está formación sus canciones son musicalmente mucho más ricas. Hay bases que recuerdan al clásico blues, otras que evocan a las melopeas del desierto e incluso algunas rememoran al buen jazz. El dialogo de la esa kora cristalina, que en ocasiones tañe ligera y brillante y otras suena a tormenta de arpegios encadenados, resulta particularmente radiante con el balafón, como en la inquieta Kita Djely. Aunque a veces la conversación se traza con el ngoni y resulta también gloriosa, como en Humanity. O con toda la banda al completo como en Dafina. También hay momentos donde Mamadou se vuelve a quedar sólo con su kora para mostrar la belleza de su sonido, como en la reflexiva Kora Journey, donde explica musicalmente el viaje que emprendió desde Kita, el pueblo donde nació, hasta Bamako y después a Nueva York, o la melancólica y respetuosa Bogna con la que cierra el disco. Si su anterior Douga Mansa le valió el premio Grammy de mejor disco de “Música Tradicional World Music”, éste, por su belleza, podría conseguir por lo menos lo mismo.
http://www.b-ritmos.com/disco-recomendado/mamadou-diabate

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...